EL PODER DE LA MISIÓN PERSONAL

¿Ya tienes definida tu misión en la vida?. Cada vez que quieras ganar algo, tienes que darlo Todo, nada menos!, la sincronicidad existe, el universo apoya cuando uno es coherente con sus sueños y es coherente con sus decisiones, y decidir no es decir lo que se va a hacer, decidir es hacer lo que se ha dicho que se va a hacer

 

Cuando vives sin misión de vida, sin un propósito claro, en realidad no estas viviendo, estas sobreviviendo en un piloto automático que te aleja del grandioso sentido de vivir.

 

Puede sonar extraño para ti, o puede que ya hayas pensado en esto, pero tu misión no es la profesión que escogiste, puede estar relacionada si, pero va mucho más allá, es esa luz que ilumina tu camino, esa guía que te llena de plenitud y que al vivirla, te permite entregar a otros lo mejor de ti.

 

 

 

Si aun no la tienes clara, no te preocupes, quiero contarte una técnica útil para que puedas definirla hoy mismo o al menos empezar a desarrollarla hasta que la encuentres muy pronto.

 

 

1.Describe dos cualidad personales tuyas

2.Escribe 2 verbos que te caractericen o definan, y que te permitirían manifestar esas cualidad en el mundo

3.Describe tu mundo ideal

4.Combina los pasos anteriores para formar una declaración breve donde esten los pasos anteriores contenidos

5. Ajústalo hasta que digas, esta soy yo

 

Por ejemplo: “Inspirar e impulsar a las personas para que alcancen su máximo potencial y vivan una vida en alto desempeño, una vida sin limitaciones.

No esperes a aprender todo para comenzar a vivir tu misión de vida, una de las cosas más tristes es llegar al final y mirar atrás con arrepentimiento, sabiendo que podrías haber sido, hecho y tenido mucho más si pensáramos en que muchas veces los sitios más ricos en el mundo son los cementerios, porque en ellos se encuentran enterradas esas canciones que nunca se cantaron, negocios que nunca se concretaron, libros que nunca se escribieron, potencial que nunca se vio, sueños que nunca se realizaron.

Que ese no seas tu, que no llegue el final de tu camino en esta tierra sin haber apostado todo por ti, encuentra tu misión de vida y encontrarás plenitud, identifícate con algo superior al día a día uno tras otro el mismo cada día, conócete, cuestiónate, aprende de otros que esten más alto en la escalera, no creas en todo lo que te muestra tu entorno, vivie apasionadamente y descubrirás momentos maravillosos.